LOS TRADS: Caroline Álvarez

15
Huipil de San Pedro Amuzgos, Oaxaca.

 

¿Quién eres?

Soy Caroline Álvarez, tengo 27 años de edad, diseñadora gráfica con especialidad en mercadotecnia, felizmente mexicana, amante de mis raíces, un ser alegre que busca encontrar el mayor tiempo posible el lado humano y positivo de todo a mi alrededor. Soy difusora de la economía social  y como aficiones me gusta especialmente la fotografía, viajar a pueblitos con alma y meditar.

¿A qué te dedicas?

 Me empleo como diseñadora gráfica y de espacios. Actualmente empeño toda mi energía en un emprendimiento solidario en el cual soy idealista y compañera: Mixtli Tradicional. Es un proyecto que nació hace un año en donde puedo explayar mis gustos, amor y admiración por los textiles y pueblos indígenas; nuestro propósito es seguir manteniendo vivas nuestras raíces vistiendo “color, tradición y cultura”. Nuestra intención es generar conciencia y respeto hacia el trabajo artesanal que realizan mujeres tejedoras de distintas comunidades, instruidas por sus madres y abuelas en el arte del tejido, de generación tras generación plasmando en los textiles sus orígenes e historias.

¿Dónde vives?

Actualmente radico en el Estado de México pero muy pronto mi prometido y yo migraremos hacia el bello estado de Nayarit.

02
Blusa con bordado de Chenalhó, Chiapas.

¿Porque te gusta la ropa tradicional?

Mi vida cambio desde mi primer viaje a Chiapas, donde sentí por primera vez una admiración por los hermosos trabajos que realizan artesanos y artesanas con sus manos llenas de magia y su imaginación infinita. Aprecio su cosmovisión, sabiduría y el respeto que mantienen frente a nuestra tierra, plasmando en cada bordado sus historias de su vida cotidiana, algunas formas de la naturaleza y del universo mismo. Detrás de cada bordado, por más sencillo que parezca, se guarda una historia. Otra cosa que me impulsa es ir conociendo en el trayecto a mujeres con las que comparto pensamientos e ideales, con quienes se van tejiendo bonitas amistades y bellas redes solidarias.

08
Blusa hecha en telar de cintura en Pantelhó, Chiapas.
04
Blusa con bordados a máquina de Zinacantán, Chiapas.

¿Cómo te gusta combinarlas?

 Las combinó con mi ropa diaria; durante los días de oficina puedo utilizar increíbles prendas como podría ser un huipil de San Antonino, uno de Jalapa de Díaz o quizá un bordado de Tenangos sobre manta negra que indudablemente me harán sentir muy elegante. Los días de fiesta un bonito huipil del Itsmo de Tehuantepec con mis tacones preferidos o un vestido de noche resaltado con una fajilla y un bolso clutch elaborados en telar de cintura por mujeres de San Andrés Larráinzar. Para los días comunes utilizo mis huipiles llenos de color con jeans o leggins, tennis o huarachitos. ¡Siempre es un momento especial para lucir y portar con honor algún textil o accesorio artesanal!

06
Con blusa bordada en San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca.

Cuéntanos de tus prendas favoritas.

Un huipil de algodón coyuchi que me enamoró por su brocado, su historia y su contexto. Es una prenda que adquirí a través de Malacate Taller Experimental, elaborada en algodón natural e hilos teñidos tradicionalmente. Malacate es un proyecto guiado por Karla Pérez, una mujer hermosa que se dedica a la investigación textil y reactivación de diseños de algunas comunidades.

07

La segunda es un rebozo con un bordado de Pahuatlán, Puebla realizado con técnica de hilván sobre manta natural por la compañera Francisca quien forma parte de la cooperativa Sohuame Tlatzonkime (mujeres bordadoras). Es una pieza que tiene un valor especial por las condiciones en las que se elaboró.

10

La segunda es un rebozo con un bordado de Pahuatlán, Puebla realizado con técnica de hilván sobre manta natural por la compañera Francisca quien forma parte de la cooperativa Sohuame Tlatzonkime (mujeres bordadoras). Es una pieza que tiene un valor especial por las condiciones en las que se elaboró.

Y la tercera es un collar wixarika que quizá podría haber encontrado con distintos artesanos huicholes, pero éste en especial es una pieza hecha por mujeres sobrevivientes de violencia intrafamiliar, quienes tuvieron la oportunidad de verse impulsadas por la Fundación Semillas Durango para ayudar en la desnutrición de sus hijos. Ellas elaboran hermosas piezas y las ofrecen al público para poder tener un sustento y poder permanecer junto a sus pequeños.

21

Sigue a Caroline a través de su cuenta en Instagram: @carolinecore @mixtli.tradicional

LOS TRADS: EDNA MADAY

como-usar-las-prendas-copy
Con blusa bordada de Zinacantán, Chiapas.

Quién eres?

Soy una mujer de origen sureño, enamorada de la vida, porque en el día a día tengo la responsabilidad de enseñar a vivir, a la vez que aprendo y confirmo lo que considero para mí es calidad de vida.

huipil-de-san-mateo-del-mar-copy
Con huipil de San Mateo del Mar, Oaxaca.

¿A qué te dedicas? 

Soy maestra de niñ@s y adolescentes en situación vulnerable en una casa hogar, en el Centro Histórico de la CDMX; además soy parte de un grupo independiente que da talleres preventivos en temas relacionados a equidad, género, adicciones y violencia.

¿Dónde vives? 

Actualmente vivo en la Cd. de México pero mantengo lazos con mi tierra de crianza: Chiapas.

¿Por qué te gusta la ropa tradicional?

En las experiencias de vida se definen las personalidades y éste es mi caso, pues por un lado tengo la influencia familiar de una generación de los años 60´s, por el otro, algo que me marcó indefinidamente, fue vivir la discriminación por mis rasgos, lo que me posibilitó ser observadora sensible a ciertas actitudes, y hacerme, en un acto inicial de protesta, una adolescente que gustara de ponerse una blusa de Zinacantán y unos huaraches zoques y entrar a cualquier lado, encontrar en una niña chamula su amistad y entender que en su cosmovisión y su vida yo aprendía y encontraba cosas que me nutrían como persona. Como trabajadora entiendo que el dinero que llega a mis manos es tiempo y mi tiempo debe ser de calidad y en la calidad de los textiles, en su elaboración se encuentra el tiempo de quien lo elabora, así que desde mis inicios como trabajadora me he dado el exquisito placer de obtener y usar día a día una prenda que equivale a mi esfuerzo y merece todo el cuidado y respeto.

¿Cómo te gusta combinarla?

En la sencillez está la mejor expresión, así que un pantalón o una falda larga lisa que contraste con el colorido y las formas de los bordados es la mejor forma de hacerlos resaltar, también accesorios como aretes o collares hechos con semillas, con piedras, palma, piezas de barro o aretes huicholes. Me confieso coleccionista de bolsas y morrales también elaborados de manera artesanal: Oaxaca, Chiapas, Hidalgo, Tlaxcala, Nayarit, Chihuahua y hasta Nicaragua, Guatemala y Venezuela. Así es la riqueza artesanal de Latinoamérica.

como-usar-las-prendas-2-2-copy

Cuéntanos de algunas de tus prendas favoritas.

Todas las prendas tienen un lugar especial no sólo por su elaboración sino porque la mayoría fueron adquiridas en los varios viajes que he realizado y que han dejado una huella indeleble en mi, o porque han sido regalos muy especiales y apreciados.

1.- Una de estas piezas que guardan un lugar exclusivo es una blusa a la que llamo “el maíz del Tijal” una prenda que por su misma técnica de elaboración ya la convierte en exquisita, pero que además por el tamaño de las figuras me encanta, y con el plus que fue hecha por la mamá de una amiga que vive en la Mixteca con un diseño particular para mi.

04
Blusa con bordado de San Pablo Tijaltepec, Oaxaca.

2. Otra pieza muy querida es un huipil triqui de San Martín que tuve la oportunidad de adquirir directamente en la comunidad y de una señora que lo traía puesto y que por lo que he indagado la técnica es antigua y ya no tan común.

huipil-triqui-de-san-martin-copy
Huipil triqui.

3. Hecho en telar y de las manos de quien me ha enseñado a perderle miedo al hilo, mi maestra de Chicahuaxtla, este Huipil negro para mí representa las montañas, la lluvia y las mujeres en todo el color de la vida.

09
Huipil negro de Chicahuaxtla.

4.- Blusa bordada en técnica de pepenado hilván del a zona de Cuetzalan y un collar de cobre y latón de Santa Clara del Cobre.

pepenado-de-hilvan-copy

5.- Huipil Cochoapa Guerrero muestra la simetría y la perfección de los bordados de la región.

bordado-cochoapa-copy

6.- Este huipil de la zona de Angahuan, Michoacán ganó el 3er. lugar en un concurso nacional del 2014 y lo adquirí durante el tianguis tradicional de la ciudad de Uruapan. Hecho en telar y bordado con técnica en punto de cruz me parece uno de los trabajos más sencillos pero de mayor finura.

huipil-de-angahuan-mich-copy

Puedes seguir a Edna a través de su cuenta en Instagram: @edna_maday

 

 

 

EL CLOSET DE…ELSA MARTÍNEZ Y ALEJANDRA VILLEGAS, UNA HERENCIA COMPARTIDA

¿QUIÉN ERES? ¿DÓNDE VIVES?

Elsa Martínez Iturribarría (madre), soy Médico y ex Regidora del Municipio de Oaxaca de Juárez (2013).

Alejandra Villegas Martínez (hija) soy Ingeniera en Diseño. Actualmente soy Directora del Centro de Diseño de Oaxaca en donde hago vinculación con diseñadores y artesanos para generar innovación en la artesanía.

¿POR QUÉ TE GUSTA LA ROPA TRADICIONAL?

BR_Mostrando el closet

Mostrando el closet.

EM. Siempre me ha gustado la ropa típica, y tuve la suerte de tener más acceso a ella desde que fui regidora del municipio pues se acercaban muchos artesanos a nuestras oficinas. En estos puestos te toca representar al Estado de Oaxaca en eventos y desde entonces sentí que era necesario adquirir prendas de gran valor para ser digna de esa representación. Por otro lado, sentía que una manera de reconocer el trabajo artesanal era comprar y usar esas prendas tan hermosas directamente de los artesanos. Mis prendas son para ocasiones especiales y es todo un ritual usarlas. Tienen especialmente el significado de la región de donde viene mi familia.

AV. Para mi la relación más importante con mis prendas artesanales es el mensaje que comunican con respecto a mi identidad. Yo no he desarrollado ese vínculo ceremonial sagrado con mi ropa, sino que las uso a diario y me encanta combinarlas con prendas no tradicionales. La manera en que vestimos es sin  duda un lenguaje que habla sobre quiénes somos y qué hacemos. Para mí es inevitable usarlas porqué tiene que ver con mi familia y con mi trabajo, y por lo mismo valoro la riqueza procesual de cada pieza. Me parece increíble cómo hemos aprendido a concebir el lujo desde el lado de la hechura de la ropa artesanal. Y es toda una aventura integrar lo tradicional con lo contemporáneo, jugar y proponer nuevos conceptos. Ahora con #ViernesTradicional también tengo la oportunidad de contar la historia de estas prendas con las que he crecido y vivido tanto tiempo.

¿CÓMO CONSIGUEN ESTAS PRENDAS? ¿DÓNDE?

AV. He aprendido de mi mamá que lo mejores siempre comprarle directamente a los artesanos. A mí me encanta ir a las ferias organizadas por el Instituto Oaxaqueño de las Artesanías porque tenemos la oportunidad de platicar directo con los productores y ver sus nuevos diseños. Estos eventos son completamente abiertos al público y los organizan en temporadas altas de turismo (Semana Santa, Guelaguetza, Día de Muertos y Navidad). La tienda Aripo de artesanías podría ser una buena opción para cuando no es época de feria. También nos gustan mucho Los Baúles de Juana Cata y la tienda del Museo Textil de Oaxaca, aunque totalmente a otro precio, vale la pena ir a ver y de pronto comprar algunas de las joyas que tienen. No hay mejores lugares para comprar pieza de gran calidad, desde los hilos, las telas, las paletas de color, etc.

EM. En el Mercado de Artesanías, sin duda. En él se encuentran artesanos especializados en cada región. Ahí la clave está en preguntar lo mas posible sobre su origen, la técnica, los materiales, así también descubres cuando son de verdad artesanos o si sólo son revendedores. Si es artesano te va a contar la historia completa y así te llevas una prenda con mucho mas valor.

¿MARCAS O TIENDAS LOCALES QUE RECOMIENDEN?

AV. Entre los proyectos de diseño artesanal contemporáneo oaxaqueños recomiendo conocer a: Liliana del Toro, Mariana Grapain, Alhelí Zandunga Textiles, Silvia Suárez y Gasa. Somos admiradoras de los accesorios de Oro de Monte Albán y Flora María.

MUÉSTRANOS Y CUÉNTANOS ALGO DE TUS PRENDAS FAVORITAS.

EM. Huipil Amuzgo blanco con negro. Pensaba prestárselo a la Virgen de la Soledad pero mejor lo puse yo en el 80 aniversario de la Guelaguetza.

Huipil favorito amuzgo

EM. Huipil Triqui de Chicahuaxtla. El primer huipil de una jovencita enferma de cáncer y cada vez que iba al hospital necesitaba dinero para su tratamiento. No es perfecto, tiene varios defectos, pero es una de mi piezas más especiales. Los listones representan el arcoíris y también tiene iconos del sol y la luna.

Untitled design (1)

EM. Huipil rojo con bordados de gallinas en la técnica tradicional mazateca. Me encanta la doble vista que tiene dada la excelente calidad del bordado.

BR_Huipil Rojo Gallinas

EM. chal de algodón de san Bartolomé Ayautla, edición especial para Los Baúles de Juana Cata. Presenta un bordado de un cuerpo desmembrado en blanco sobre blanco y un rapacejo espectacularmente tejido.

BR_Bordado Mazateco

EM. Tenemos un especial cariño y afinidad por los textiles amuzgos pues tenemos orígenes en esta región. Me encanta coleccionar textiles en algodón coyuche especialmente el verde típico de la región de Jamiltepec.

Untitled design (2)

EM. Lienzo de telar de cintura con diseño bordado de Ayautla que adquirí en Los Baúles de Juana Cata y mandé unir y terminar con técnica de ganchillo.

BR_Lienzos con ganchillo

AV. La blusa que traigo puesta es una versión diferente de la típica blusa de Tlahuitoltepec Mixe. Tiene manga corta y está bordada sobre un lino estampado. La tengo desde hace 15 años y sigue siendo de mis favoritas.

BR_ Ale y la blusa de Tlahui

En las manos traigo otra de mis blusas favoritas, una istmeña bordada en blanco sobre satín azul. Mis aretes son de filigrana en chapa de oro, artesanía tradicional del Valle de Oaxaca. También me encanta la historia de las pañoletas de San Bartolomé que desde el siglo pasado pasaron de ser importaciones de contrabando en el mercado de Tlacolula a ser parte de la indumentaria de este lugar. No se sabe exactamente de dónde provienen pero tienen un aire ruso o mongol. Las pañoletas son ejemplo claro de lo dinámicas que son las culturas.

Ale y blusa azul del istmo

BR_Pañuelos Bartolomé

EM. Una pieza muy original es este huipil de Yalalag donde usaron los colores blancos y negros invertidos a como lo usan regularmente.

BR_Huipil Yalalag

EM. Aquí tenemos un bellísimo conjunto de piezas de Pinotepa de don Luis, de la costa. En el primer ejemplar vemos un huipil hecho en telar de cintura teñido naturalmente con añil y bordado con hilo morado. Entre los motivos encontramos águilas bicéfalas, arañas, ranas, el sol y la luna, todos dispuestos en una especie de media esfera que rodea el cuello. También tenemos dos huipiles teñidos con caracol púrpura de la misma zona de la Costa Chica.

BR_Pinotepa de Don Luis

Elsa Mtez. huipil Pinotepa tinte caracol

Entre las piezas istmeñas de la colección de Elsa Martines destacan algunas blusas y faldas con gran lujo de detalle.

Prenda Istemña 01

Untitled design (5)

EM. Para accesorizar las prendas finas oaxaqueñas no hay nada mejor que los collares con doblones antiguos, la filigrana y las piezas de colección de Oro de Monte Albán o Flora María. Aquí algunas de nuestras piezas favoritas.

BR_Collar agaves Flora María

Untitled design (6)

¿QUE PORCENTAJE DE TU CLOSET ESTÁ COMPUESTO POR PRENDAS ARTESANALES?

AV. 30%

EM. 20%