El clóset de.. Ilse Neri Mijangos

Soy Ilse, una mexicana entusiasta, risueña, viajera, eufórica, a veces obstinada, amante de la cocina, de los idiomas, de la música y por supuesto, de los textiles tradicionales.

Me encanta bailar salsa, aprender de todo, visitar sitios nuevos, probar comidas desconocidas… soy incansable.

image3.JPG

 

¿Dónde vives?

Vivo en la Ciudad de México

¿A qué te dedicas?

Soy internacionalista en la Dirección General de Relaciones Internacionales de la SEP. En la DGRI, nuestra misión es promover la cooperación y el intercambio científico, educativo, cultural, técnico y artístico entre México y otros países.

¿Por qué te gusta la ropa tradicional?

La ropa tradicional es parte fundamental de mi identidad como mexicana. Cada que veo una prenda que no conozco, la investigo por todos lados; pregunto a los artesanos o a los vendedores hasta que llego a los orígenes del textil.

Es por eso que me gusta, porque me genera una fascinación por saber quiénes la elaboran y por qué, en qué regiones de México, qué técnicas emplean para su elaboración, cuánto tiempo toma hacer una prenda, cuánto tiempo llevan haciéndola y usándola, si la usan cotidianamente o si es una prenda de gala. En conjunto, usar la prenda y el conocimiento que adquiero, me hacen sentir más cerca de las raíces de mi tierra, más cerca de México.

Además, me encanta que cuando alguien me pregunta acerca de alguna prenda, puedo platicarle la historia, los usos y las costumbres del sitio donde fue elaborada.

¿Cómo consigues estas prendas? ¿Dónde?

En realidad, he adquirido mi ropa tradicional por todos lados: en ferias o exposiciones, en bazares, por internet, en showrooms de diseñadores, hasta en el mercado de la colonia.

Mi recomendación es comprar directamente con los artesanos o a través de cooperativas. Hay también marcas y diseñadores que trabajan conjuntamente con artesanos y bordadores. Siempre me aseguro que sea comercio justo.

En cuanto a marcas, mis preferidas son: Kalbelia, REGIÓN, Denisse Kuri, Juan Manuel Bautista, Fábrica Social e Hilo de Nube. Todas son muy distintas y tienen cosas fantásticas, verdaderas obras de arte.

¿Cuáles son tus criterios de selección para prendas artesanales?

La verdad es muy difícil a la hora de comprar porque me lo mido y ¡lo quiero todo! Sin embargo, es indispensable valorar la calidad del textil. Me fijo que esté hecho a mano o elaborado de manera artesanal, en naturaleza de los tintes, en la técnica de los bordados/tejidos, en el tiempo de elaboración y en el significado de la prenda. Soy una consumidora súper preguntona.

¿Por qué crees que hay menos opciones ropa tradicional para hombres que para mujeres?

Considero que la oferta de ropa para hombres, en general, siempre ha sido mucho menor a la de las mujeres. Ahora, la oferta artesanal para hombres es muy reducida. Sólo puedo pensar en guayaberas, ponchos y gabanes. La razón, no la sé.

Kalbelia es la única marca que  conozco con mucha variedad para hombres. Tiene camisas normales y para mancuernillas, así como sacos preciosos con aplicaciones de rebozo. Incluso, tiene accesorios como carteras, fundas para celular y moñitos para traje. A mi esposo le encantan las camisas de Kalbelia y las usa para ir a la oficina aunque no sea #ViernesTradicional.

¿Qué porcentaje aproximado de tu clóset está compuesto por prendas artesanales?

Yo calculo que un 30 o 35 por ciento. Mi mamá es oaxaqueña, del Istmo de Tehuantepec, y es por eso que la mayoría de mis prendas son de distintas regiones de Oaxaca.

Cuéntanos algo de tus prendas favoritas

Aunque todas son mis favoritas, tengo algunas consentidas. La primera es mi blusa Tlahui, la original de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca. Me costó muchísimo trabajo encontrar la que quería. Finalmente, un día que fui al mercado de la colonia, la encontré por casualidad y tenían justo mi talla. ¡Tuve mucha suerte!

sin-titulo

 

Otra de mis favoritas es esta blusa de manta que compré en una feria de textiles. Está bordada a mano en punto de cruz por una artesana, cuyo nombre no logro recordar, originaria de San Simón de la Laguna, en el Estado de México.

blusademanta
Blusa de San Simón de la Laguna, en el Estado de México.

Este vestido chiapaneco es divino, me gusta por que es muy cómodo. Se puede usar en un atuendo formal y se ve precioso, o en uno casual y también se ve encantador. Lo compré directamente con las artesanas de la Cooperativa de Tejedoras Flor de las Rosas hace unos meses.

vestido-chiapaneco

 

Esta falda Zinacanteca está en mi top 3 de prendas artesanales. Me la regaló mi esposo hace poco y es una de las prendas que más halagos han recibido. Las flores bordadas y los colores tan llamativos hacen de esta falda una pieza sin igual.

Por último, quiero compartirles una verdadera obra de arte, hecha en conjunto por Denisse Kuri y artesanos de San Pablito Pahuatlán, Puebla. Está compuesto por dos piezas: un vestido corto y una capa larga hasta el suelo. El vestido está bordado con la técnica “punta de maguey” y la capa es un deshilado.

¿Qué prenda artesanal le hace falta a tu clóset? ¿Cuál es tu deseo de compra siguiente?

¡Uy, me faltan muchas! Desde hace tiempo tengo ganas de un huipil triqui, ya sea de San Andrés Chicahuaxtla o de San Juan Copala, en Oaxaca. En mi próxima visita a Oaxaca seguro me doy la tarea de encontrarlo.

Anuncios

El hipil y el terno, vestimenta típica que enaltece a la mujer Yucateca.

Por: Carolina Medellín

dsc03297

Llevo enamorándome de las técnicas tradicionales de la península de Yucatán desde el primer momento que fui a la ciudad de Mérida. Desde ese día, quedé admirada por la belleza de la ciudad blanca, de las comunidades mayas que se despliegan en los alrededores, de su variada flora y fauna en toda la zona. Una de las cosas que más me fascinó, y que hasta la fecha me encanta admirar, es descubrir que la mayoría de las mujeres portan orgullosamente sus trajes tradicionales llamados hipiles, los cuales hacen muchas veces alusión a las bellezas naturales que tienen en sus comunidades.

Intentar abordar todas las técnicas existentes en Yucatán y Campeche, sería un recuento interminable. Para nombrar algunas de ellas, encontramos su típica joyería de filigrana de oro y plata, como: rosarios, aretes y diversas piezas que pudieran parecer bordadas con estos metales; el urdido de hamacas, técnica que cuenta con la elegante hamaca de crochet, de algodón y de la fibra vegetal de sansiviera, donde la gente actualmente sigue haciendo siestas y durmiendo en esta ergonómica pieza.

 

 

También encontramos el calado en piedras locales como: la conchuela, la crema maya y el tícul, la cual es una técnica realizada desde tiempos prehispánicos con la cual los antiguos mayas adornaban sus pirámides. Otra técnica que es importante mencionar, es el calado en cuerno, la cual se rescata gracias al uso de este material, ya que esta estaba casi extinta por la veda del carey y ahora encontramos hermosos productos como joyería, portaretratos y sillasminiatura.

SONY DSC

Como mexicana, y amante de la artesanía, considero que debemos promover, preservar y enaltecer las técnicas tradicionales de los artesanos mexicanos que enriquecen nuestra cultura al preservar este patrimonio nacional. Es importante mencionar que la artesanía, no compite con la industrialización del mundo actual, sino todo lo contrario: son productos únicos donde se deposita parte del legado de México.

Estoy convencida que la artesanía representa una actividad importante para el desarrollo socioeconómico de las comunidades indígenas y debemos buscar el rescatarlas bajo buenas condiciones de trabajo tanto para el artesano y el desarrollo del proceso de cada pieza como para el comprador llevarse una pieza única y de calidad.

El fomentar marcas o artesanos que cuenten con buenas prácticas como las que dicta el comercio justo, quien promueve lugares dignos de trabajo, precios equitativos, alta calidad en los productos y el cuidado del medio ambiente al usar las materias primas naturales en el proceso de realización de producto, constituyen un paso importante en la mejora de las condiciones de bienestar de las comunidades rurales de nuestro país.

Me adentraré en las técnicas que ha cautivado mi atención, los hipiles, los ternos y bordados de la península de Yucatán. Antiguamente se confeccionaba para uso familiar. Actualmente la elaboración de las prendas sigue rescatando la representación de flora y fauna, que embellecen no solo al hipil, sino a manteles, servilletas entre otros productos.

El hipil fue creado para las mujeres durante la cristianización de la península, pues estaban forzadas por los frailes a cubrirse el torso. Hay poca información sobre la indumentaria de esta región durante el virreinato pero podemos ver algunos ejemplos en el códice Dresde. Lo que sí sabemos es que durante el virreinato la sociedad estaba jerarquizada en castas y la ropa ayudaba a fomentar esta división. Las mestizas, parte de las castas superiores, usaban un hipil más elegante y adornado – el Terno. Esta prenda de lujo se distingue por una solapa cuadrada en el cuello, así como por el encaje que remata los bordes, y por el doble bordado inferior: uno pertenece al cuerpo de la prenda, y otro al fustán. Es bordado en tres partes, lo que genera su nombre. Para complementar el atuendo, se utiliza el tradicional rebozo, aun no siendo una prenda local y la mujer indígena usaba el hipil. Al día de hoy, esta prenda la utilizan todas las clases sociales, no solo las mujeres indígenas. Incluso, los más altos estratos socioeconómicos se enorgullecen de portar estas fantásticas prendas.

Terno yucateco.

Desde sus inicios los hipiles han sido bordados con hilos de algodón o seda, técnicas introducidas por mujeres españolas: el punto de cruz, la rejilla y el lomillo. Lo maravilloso es la armonía que se alcanzó tras la conquista. Las mujeres mayas se apropiaron de las técnicas y lograron una inmensa variedad de estilos y diseños. Estos los podemos apreciar por región a través de la variedad de colores, dibujos y técnicas. En la zona henequenera se hacen de un sólo color y con la técnica de sombreado, al sureste predominan los bordados macizos, a máquina o a mano con colores brillantes y en la región de Campeche se combina el bordado a máquina con deshilado a mano y sólo se utilizan para ceremonias o carnavales.

77d1e059dae7c1ce62ae3d44a228d6e0

Como parte del cierre quisiera contagiarlos en comprar y usar estas maravillosas prendas. Particularmente los invito a conocer la marca Taller Maya , una marca 100% yucateca que nace del proyecto de empresas sociales de la Fundación Haciendas del Mundo Maya. Taller Maya cumple con estándares internacionales de comercio justo, avalado desde 2007 por la World Fair Trade Organization. 

Los invito a conocer también el modelo de desarrollo integral comunitario de Fundación Haciendas del Mundo Maya.

 

Carolina es Gerente y Administradora del Área de Sustentabilidad del grupo de The Haciendas, y Coordinadora de Proyectos Especiales de la Fundación Haciendas del Mundo Maya. Además es Consejera de Viernes Tradicional. ¡Gracias por tu valiosa colaboración! 

Los Trads: Magaly Villafuerte

¿Quién eres? ¿A qué te dedicas?

06
Magaly con blusa de bordados mazatecos de Oaxaca.

Soy Magaly Villafuerte, Licenciada en Ciencias de la Comunicación y mamá de dos hermosos pequeños. Desde niña en el Estado de Chiapas viví rodeada de muchas tradiciones locales, me fascinaban las prendas bordadas a mano y crecí respetando y valorando el trabajo de los indígenas de mi tierra.  Siempre he portado con orgullo las prendas tradicionales como parte de mi vestimenta, las personas se maravillaban con la belleza de mis blusas y vestidos y yo encantada de compartir información de las comunidades de mi estado donde las podían conseguir.  De forma natural comencé a  traer blusas a mis amigas en mis viajes a Chiapas.  Nunca me imaginé que había un efecto tan positivo que se esparcía cada vez que alguien usaba estas prendas.  Solo había palabras de admiración de reconocimiento de la belleza de la persona y de las prendas, la gente que las portaba me pedían más y más, nunca habían sido tan aduladas por sus familias y amigos, se sentían bellas, hermosas y orgullosas de portar prendas tradicionales mexicanas.  El fin de semana siguiente tomé mi coche y me fui a Chiapas. Así empezó este emprendimiento, apoyada por mi esposo quien es consultor de negocios, construimos un nombre y una identidad que dio nacimiento a Hilando Pueblos.  Mi propuesta de valor es conectar pueblos a través de la ropa tradicional, generar un efecto positivo en las mujeres que las usan y en las mujeres que las hacen a través del comercio justo.

¿Dónde vives?

Desde hace 10 años vivo en la ciudad de Mérida en Yucatán.

¿Por qué te gusta la ropa tradicional?

La porto desde niña, valoro el trabajo artesanal de los pueblos indígenas pues crecí en el Estado de Chiapas.  He viajado para conocer a Maestras Artesanas de los Estados de Chiapas, Oaxaca, Yucatán, Puebla e Hidalgo, y cada vez admiro más su trabajo. He aprendido mucho de sus pueblos y costumbres a través de las expresiones en los bordados, además de sus significados y códigos de cada sociedad.  Las prendas tradicionales combinan muy bien con las contemporáneas y se pueden usar en todas las temporadas. Además mis proveedoras han aumentado sus ingresos de forma considerable lo que se traduce en bienestar para ellas y sus familias.

12
Con blusa bordada de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca.

¿Cómo te gusta combinar/ usar la ropa tradicional?

Las combino  con ropa contemporánea y en cualquier ocasión, siempre llevo un toque tradicional, en mis actividades cotidianas, en fiestas de coctel, en bodas, en bazares, es algo que me caracteriza y me encanta ver el efecto positivo en las personas.

Cuéntanos sobre tus prendas artesanales favoritas.

Mi básico es el minivestido de San Gabriel Chilac en Puebla, también lo elaboran artesanos oaxaqueños, lo tengo en varios colores.

10
Vestido con bordados en colores neón de la Sierra Negra de Puebla (San Gabriel Chilac).

Un regalo de mi madre que aprecio mucho es una blusa de Los Altos de Chiapas elaborada en telar de cintura con brocado beige en tela color verde.

01
Blusa hecha en telar de cintura con brocados de San Andrés Larráinzar, Chiapas.

Otra prenda favorita es una blusa bordada en hilo de seda rosa de San Antonio Castillo Velasco en Oaxaca de color morado y otro vestido de San Antonino color naranja.

09
Vestido bordado en San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca.

Y por último una blusa negra bordada por ambos lados llamada Frida de Kimbilá, Yucatán.

05
Con hipil bordado en Yucatán.

Redes sociales. 

Instagram: @magsanseb

Facebook: Magaly Villafuerte Martinez

Los Trads: Claudia Ortega

15
Blusa de telar elaborada en San Lucas Ojitlán, Oaxaca. Mini telar en el fondo de Xochistlahuaca, Guerrero.

¿Quién eres? ¿A qué te dedicas?

 Hola,mi nombre es Claudia Ortega Morales, tengo 33 años, soy diseñadora textil de la Ibero Puebla donde también imparto clases. Actualmente trabajo como desarrollador de producto, elaborando asientos para auto.  También realizamos talleres de textil artesanal, en INNI INNOVO INSTITUTE, en colaboración con el Instituto Municipal de Arte y Cultura de Puebla, para un proyecto llamado Barrio con Vocación. Con mi socia Cynthia Guevara, tenemos un emprendimiento llamado Rojo Kilombo, donde combinamos textiles artesanales con diferentes materiales.
 
 
¿Por qué te gusta la ropa tradicional?
Porque admiro y respeto el trabajo de los artesanos, considero que cada prenda cuenta una historia de la cultura, la tradición, la forma de vivir de las personas.
 ¿Cómo te gusta combinar/ usar la ropa tradicional? 
Pues casi siempre uso algo artesanal algún accesorio como: una pulsera, collares, zapatos, aretes, rebozos, bufandas, bolsas y morrales. 
 
Cuéntanos sobre tus prendas artesanales favoritas. 
Antes trabajaba como técnico capacitador en FONART, gracias a eso conocí muchas comunidades en Puebla, Michoacán, Durango y Oaxaca. También hice mi servicio social en Chiapas, así que tengo una colección de prendas,de la cual es difícil decidir cual me gusta más.
Creo que el rebozo café de de Angahuan es de mis preferidos, por que me lo regalaron las artesanas de Michoacán en mi cumpleaños.
12
Rebozo de Angahuan, Michoacán, regalo de cumpleaños de la propia artesana.

 

11
Gabán de lana de Angahuan, Michoacán.
Los invitamos a seguir a Claudia en:  
Instagram:elcorreodclau
Facebook: Clau Ortega
13
Así en Angahuan, Michoacán.

Los Trads: Mayra Álvarez

07
Blusa con bordado hñahñu (otomí) de Ixmiquilpan, Hidalgo.

¿Quién eres? ¿A qué te dedicas?

Soy Mayra Gabriela, originaria del Lago de Pátzcuaro, Michoacán y me dedico a la investigación antropológica.

06
Chal con bordado en punto de cruz de Tócuaro, Michoacán y cinturón piteado de Hidalgo. 

 ¿Dónde vives?

Actualmente vivo entre Tlaxcala, la Ciudad de México y Michoacán

04
Rebozo con empuntado español y figuras de chaquira representando el antiguo glifo nahuaf del agua. Hecho en México por Lourdes Calvo, artesana de Zumpahuacán, Estado de México. 

¿Por qué te gusta la ropa tradicional?

Me gusta porque más allá de su belleza y sofisticación, es uno de los varios elementos que construyen la historia e identidad de muchos de los pueblos de este país.

13

 ¿Cómo te gusta combinar/ usar la ropa tradicional? 

Me gusta usarla en ocasiones formales y casuales, así como combinarla con todo: mezclilla, tacones, tenis…

02
De los múltiples usos del rebozo 🙂

 

Cuéntanos sobre tus prendas artesanales favoritas. 

Hay tres prendas muy significativas:

La primera es un rebozo de Pátzcuaro, Michoacán que ahora ya no tengo porque lo intercambié por una falda veracruzana hecha por la talentosa bailadora de son jarocho Martha Vega.

11
Falda veracruzana elaborada por la bailadora de son jarocho Martha Vega.

La segunda son las blusas bordadas en Canoa, Puebla que son usadas por las cargadoras de la Virgen en las procesiones religiosas de la región.

12
Con blusa bordada de Canoa, Puebla.

Y la tercera es una blusa blanca que combina la técnica del deshilado con la de ganchillo hecha en Cherán, Michoacán y que adquirí en un momento muy importante para dicha comunidad que fue cuando todo el pueblo defendía sus bosques del terrible saqueo.

05
Blusa bordada que adquirió en Michoacán. 

 

Los invitamos a seguir a Mayra a través de sus redes sociales:

Instagram: @lamayragabriela  Twitter: @MaGaPtz  Facebook: Mayra Gabriela Álvarez

 

El Closet De: Valeria Rodríguez

01
Valeria Rodríguez, y una de las bolsas que desarrolla en conjunto con mujeres artesanas de Los Altos de Chiapas (Pepen).

¿Quién eres? ¿Dónde vives? ¿A qué te dedicas?

Soy Valeria Rodriguez, diseñadora textil y maestra de yoga.  Tengo una marca de diseño artesanal, Pepen, dentro de la cual me dedico a organizar la producción de las piezas con las artesanas, aquí en San Cristóbal de Las Casas donde tenemos el taller.

04

¿Por qué te gusta la ropa tradicional?

Empecé a valorarla hace 10 años desde que tuve contacto por primera vez con mujeres que hacen textiles. Mi mamá y mi abuela usaban prendas tradicionales antes pero no me interesaban tanto. A partir de tener contacto con las mujeres, empecé a usar la ropa que tenía mi mamá: huipiles tradicionales de Chiapas, Oaxaca y Puebla. Me gusta porque es arte puro, es hecho a mano. En esta nueva conciencia de valorar los procesos, valorar de dónde vienen, quién lo hace, por qué lo hace, es bonito poder portar algo que alguien hizo con sus manos con una razón y no hechos en serie por una máquina. Tengo 5 años viviendo en San Cristóbal de Las Casas y mi visión sobre los textiles ha ido tomando conciencia con mi trabajo. Valoro más los costos, los precios de producción, personalmente he cambiado mis hábitos de consumo, soy mucho más conocedora y selecta sobre las cosas y lo sitios donde compro.

19

 

¿Cómo consiguen estas prendas? ¿dónde?

Por lo general adquiero conforme voy encontrando. Me gusta recorrer las tiendas del Andador de Guadalupe aquí en San Cristóbal y descubrir piezas nuevas. Las marcas que más admiro son Malacate Taller de Experimentación Textil y Fábrica Social.

¿Qué consejo nos darías para adquirir prendas tradicionales/artesanales? 

Buscar en la medida de lo posible los proyectos de comercio justo. Esto puede comenzar con un simple ejercicio de observación. Si encuentras una pieza hecha en telar de cintura o con mucho trabajo de bordado, puedes estar seguro que el valor de la prenda no puede ser de 200 pesos. Me sorprendo mucho cuando la gente se siente orgullosa de haber pagado poco por una prenda artesanal, por ejemplo. Es una actitud que, junto con el regateo, deben cambiar. Si se ponen a pensar en el proceso, ¡desde lo más básico! la compra del hilo, el tiempo de trabajo, el valor del conocimiento, ¿cómo es que va a costar 200 pesos?Otro consejo sobre todo a las personas que visitan lugares turísticos como San Cristóbal de Las Casas o Oaxaca es tener cuidado con los vendedores en la calle, pues la mayoría de las veces están vendiendo cosas chinas o industriales como si fueran artesanales. Es fácil distinguir a una verdadera artesana pues rara vez tendrá bultos de lo mismo. Tengo una inquietud personal con los suéteres de jerga que venden por todos lados… jajaja. Confieso que desconozco su origen pero definitivamente no está hecho a mano y luce terrible.

¿Qué porcentaje de tu clóset está compuesto por prendas artesanales?

Yo calculo que un 30% aproximadamente. En realidad mantengo mi clóset con poca ropa pues tengo el hábito de irla reciclando constantemente.  Tengo la idea de que cuando sacas ropa haces espacio para que llegue otra. Normalmente hacemos rotación y reciclaje entre mi hermana, mi mamá y mis amigas.

¿Cuál fue tu última adquisición?

Este huipil que traigo puesto, una pieza hecha por Mujeres Sembrando la Vida, una cooperativa de aproximadamente 200 mujeres del municipio de Zinacantán. A veces les pido que me hagan piezas especiales como ésta donde les pedí que le abrieran el escote. Me gusta experimentar con pequeños cambios así voy descubriendo nuevas formas de usar las prendas artesanales.

11
Valeria nos muestra dos huipiles hechos en telar de cintura por Mujeres Sembrando la Vida, una de las cooperativas con quienes trabaja.

Sabemos que una parte de tu línea con Pepen la haces en Zinacantán. Cuéntanos algo de tu experiencia en este lugar.

A lo largo del tiempo que he estado yendo y trabajando en Zincanatán he sido capaz de observar los cambios en la moda lo cual es muy interesante. Las mujeres artesanas trabajan entre otras cosas para poder vestirse. La moda es muy importante en Zinacantán, está íntimamente relacionada con el respeto a sus creencias, a su religión y por supuesto también a su vanidad. Yo ahora he observado que el mocheval se ha ido acortando, casi al tamaño de un bolerito. Los colores siguen tendiendo hacia los rosas, los morados. Me cuentan las artesanas que quienes deciden los colores de temporada son los hombres que bordan. Sí, son hombres en muchos casos los que tienen los talleres en donde se borda a máquina todos los diseños de faldas, blusas, botones y mochevales. Las máquinas para bordado son rectas industriales pero en todos los casos la tela se sigue llevando a mano por debajo de la aguja así que es muy laborioso y requiere de mucha habilidad. Últimamente también he notado que las faldas se terminan con orillas de flores perforadas. También he visto intentos de modas que no trascienden como las faldas tipo trompeta de hace algunos años. Hay quienes por su propia convicción no llevan la moda, por ejemplo el mocheval corto, o algunas prendas saturadas con bordados. Al final todo es cuestión de gusto.

Muéstranos algunas de tus piezas favoritas.

Aquí les muestro una blusa de satín negra con bordados en punto de cruz de Zinacantán. Me gusta porque el negro es un color poco usual en su cultura y eso la hace única. Tiene un acabado de manga muy particular.

17

Otro modelo de blusón/ vestido en satín con bordados a máquina también de Zinacantán.

Me encanta esta blusa vintage hecha en telar de cintura color azul y con bordados a mano en punto de cruz. Está un poco gastada y rayada con pluma, pero sigue siendo una favorita.

08

Tengo prendas de distintas partes de México. Como esta blusa rosa rarámuri con vivos en verde, es muy divertida. Me la pongo con jeans o con leggins. Cuando aceptas el reto de usar ropa tradicional cedes también a verte más amplia, y definitivamente a estar más cómoda. Es un gran cambio, pero un buen cambio.

IMG_0295

Esta blusa me la regaló mi tía abuela, dice que es de Oaxaca. Hay un montón de marcas por ahí de los 70’s y 80’s que trabajan con artesanos y que están perdidas en las colecciones de las abuelas, como ésta que se llama Ramona’s. 🙂

15
Detalle de bordado de Zinacantán, Chiapas

Valeria está por terminar su campaña de fondeo para poder crecer su taller en San Cristóbal de Las Casas y ampliar su producción. Junto con su socia Ángela Gualicho y las más de 20 mujeres artesanas que conforman el proyecto Pepen, necesitan de tu apoyo para llegar a su meta. Les sugerimos echarle un vistazo a su campaña y animarse a ser parte del crecimiento de este hermoso proyecto:

https://fondeadora.mx/projects/pepen-crece-y-crece

02
Para mayores informes sobre Valeria y su proyecto Pepen, pueden contactarla directamente en: valeria@pepen.com.mx

 

LOS TRADS: MANUELA LÓPEZ MATEOS

IMG_0181
Dos lienzos de telar de cintura, trenza de artisela y flores bordadas a mano componen esta belleza de Yalalag, Oaxaca. 

¿Quién eres? ¿A qué te dedicas?

Me llamo Manuela, nací en Juchitán, Oaxaca, soy madre, hago gestión cultural e investigación textil.

¿Dónde vives?
Vivo entre la Ciudad de México y Oaxaca.

¿Por qué te gusta la ropa tradicional?

Me maravilla cómo los textiles hablan sobre los humanos, sus necesidades y la comprensión de su entorno, un lienzo expone el gran dominio de la ciencia y la habilidad motriz que nos ha permitido avanzar como civilización. Nunca han dejado de sorprenderme las tecnologías tan complejas que se usan para crear un lienzo, desde la cosecha del algodón o la crianza de los animales, pasando por la destreza química para obtener tintes increíbles y terminando por la iconología de los textiles de cada región. Son procesos tremendamente elaborados y dominados por la mano humana. Le tengo un respeto grandísimo a los artistas que crean la indumentaria tradicional. Portar ropa tradicional (sin importar la región de donde provenga) para mí es sentir mi especie y comprender mi origen.

¿Cómo te gusta combinar/ usar la ropa tradicional? 
Con pantalónes de algodón, leggins o faldas de cortes mas “occidentales”, aunque cuando los huipiles son largos, los uso así nomás.

Cuéntanos sobre tus prendas artesanales favoritas. 

Vivo absolutamente enamorada de mi huipil de San Juan Cotzocón, es blanco y las figuras brocadas con hilo teñido con pericón. Otro de mis favoritos es un huipil de Tamazulapan del Espíritu Santo, sencillo y tremendamente elegante.
IMG_0174
Huipil hecho en telar de cintura de San Juan Cotzocón en colaboración con el gran maestro Remigio Mestas. Los huaraches son talabartería de Juchitán. Todo de Oaxaca. 
IMG_0185
Huipil de Tamazuluapan del Espíritu Santo, Oaxaca.
Uno que también vive en mi corazón es un huipil antiguo de Juchitán, era de mi abuela, así que le tengo un cariño especial, es de terciopelo guinda con unas flores maravillosas, bordadas “como de antes”
Te invitamos a seguir a Manuela en sus redes sociales:
Instagram @bupu_cortes
Twitter      @manupostre
Facebook Manuela López-Mateos
IMG_0176