LOS TRADS: Caroline Álvarez

15
Huipil de San Pedro Amuzgos, Oaxaca.

 

¿Quién eres?

Soy Caroline Álvarez, tengo 27 años de edad, diseñadora gráfica con especialidad en mercadotecnia, felizmente mexicana, amante de mis raíces, un ser alegre que busca encontrar el mayor tiempo posible el lado humano y positivo de todo a mi alrededor. Soy difusora de la economía social  y como aficiones me gusta especialmente la fotografía, viajar a pueblitos con alma y meditar.

¿A qué te dedicas?

 Me empleo como diseñadora gráfica y de espacios. Actualmente empeño toda mi energía en un emprendimiento solidario en el cual soy idealista y compañera: Mixtli Tradicional. Es un proyecto que nació hace un año en donde puedo explayar mis gustos, amor y admiración por los textiles y pueblos indígenas; nuestro propósito es seguir manteniendo vivas nuestras raíces vistiendo “color, tradición y cultura”. Nuestra intención es generar conciencia y respeto hacia el trabajo artesanal que realizan mujeres tejedoras de distintas comunidades, instruidas por sus madres y abuelas en el arte del tejido, de generación tras generación plasmando en los textiles sus orígenes e historias.

¿Dónde vives?

Actualmente radico en el Estado de México pero muy pronto mi prometido y yo migraremos hacia el bello estado de Nayarit.

02
Blusa con bordado de Chenalhó, Chiapas.

¿Porque te gusta la ropa tradicional?

Mi vida cambio desde mi primer viaje a Chiapas, donde sentí por primera vez una admiración por los hermosos trabajos que realizan artesanos y artesanas con sus manos llenas de magia y su imaginación infinita. Aprecio su cosmovisión, sabiduría y el respeto que mantienen frente a nuestra tierra, plasmando en cada bordado sus historias de su vida cotidiana, algunas formas de la naturaleza y del universo mismo. Detrás de cada bordado, por más sencillo que parezca, se guarda una historia. Otra cosa que me impulsa es ir conociendo en el trayecto a mujeres con las que comparto pensamientos e ideales, con quienes se van tejiendo bonitas amistades y bellas redes solidarias.

08
Blusa hecha en telar de cintura en Pantelhó, Chiapas.
04
Blusa con bordados a máquina de Zinacantán, Chiapas.

¿Cómo te gusta combinarlas?

 Las combinó con mi ropa diaria; durante los días de oficina puedo utilizar increíbles prendas como podría ser un huipil de San Antonino, uno de Jalapa de Díaz o quizá un bordado de Tenangos sobre manta negra que indudablemente me harán sentir muy elegante. Los días de fiesta un bonito huipil del Itsmo de Tehuantepec con mis tacones preferidos o un vestido de noche resaltado con una fajilla y un bolso clutch elaborados en telar de cintura por mujeres de San Andrés Larráinzar. Para los días comunes utilizo mis huipiles llenos de color con jeans o leggins, tennis o huarachitos. ¡Siempre es un momento especial para lucir y portar con honor algún textil o accesorio artesanal!

06
Con blusa bordada en San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca.

Cuéntanos de tus prendas favoritas.

Un huipil de algodón coyuchi que me enamoró por su brocado, su historia y su contexto. Es una prenda que adquirí a través de Malacate Taller Experimental, elaborada en algodón natural e hilos teñidos tradicionalmente. Malacate es un proyecto guiado por Karla Pérez, una mujer hermosa que se dedica a la investigación textil y reactivación de diseños de algunas comunidades.

07

La segunda es un rebozo con un bordado de Pahuatlán, Puebla realizado con técnica de hilván sobre manta natural por la compañera Francisca quien forma parte de la cooperativa Sohuame Tlatzonkime (mujeres bordadoras). Es una pieza que tiene un valor especial por las condiciones en las que se elaboró.

10

La segunda es un rebozo con un bordado de Pahuatlán, Puebla realizado con técnica de hilván sobre manta natural por la compañera Francisca quien forma parte de la cooperativa Sohuame Tlatzonkime (mujeres bordadoras). Es una pieza que tiene un valor especial por las condiciones en las que se elaboró.

Y la tercera es un collar wixarika que quizá podría haber encontrado con distintos artesanos huicholes, pero éste en especial es una pieza hecha por mujeres sobrevivientes de violencia intrafamiliar, quienes tuvieron la oportunidad de verse impulsadas por la Fundación Semillas Durango para ayudar en la desnutrición de sus hijos. Ellas elaboran hermosas piezas y las ofrecen al público para poder tener un sustento y poder permanecer junto a sus pequeños.

21

Sigue a Caroline a través de su cuenta en Instagram: @carolinecore @mixtli.tradicional