Los Trads: Magaly Villafuerte

¿Quién eres? ¿A qué te dedicas?

06
Magaly con blusa de bordados mazatecos de Oaxaca.

Soy Magaly Villafuerte, Licenciada en Ciencias de la Comunicación y mamá de dos hermosos pequeños. Desde niña en el Estado de Chiapas viví rodeada de muchas tradiciones locales, me fascinaban las prendas bordadas a mano y crecí respetando y valorando el trabajo de los indígenas de mi tierra.  Siempre he portado con orgullo las prendas tradicionales como parte de mi vestimenta, las personas se maravillaban con la belleza de mis blusas y vestidos y yo encantada de compartir información de las comunidades de mi estado donde las podían conseguir.  De forma natural comencé a  traer blusas a mis amigas en mis viajes a Chiapas.  Nunca me imaginé que había un efecto tan positivo que se esparcía cada vez que alguien usaba estas prendas.  Solo había palabras de admiración de reconocimiento de la belleza de la persona y de las prendas, la gente que las portaba me pedían más y más, nunca habían sido tan aduladas por sus familias y amigos, se sentían bellas, hermosas y orgullosas de portar prendas tradicionales mexicanas.  El fin de semana siguiente tomé mi coche y me fui a Chiapas. Así empezó este emprendimiento, apoyada por mi esposo quien es consultor de negocios, construimos un nombre y una identidad que dio nacimiento a Hilando Pueblos.  Mi propuesta de valor es conectar pueblos a través de la ropa tradicional, generar un efecto positivo en las mujeres que las usan y en las mujeres que las hacen a través del comercio justo.

¿Dónde vives?

Desde hace 10 años vivo en la ciudad de Mérida en Yucatán.

¿Por qué te gusta la ropa tradicional?

La porto desde niña, valoro el trabajo artesanal de los pueblos indígenas pues crecí en el Estado de Chiapas.  He viajado para conocer a Maestras Artesanas de los Estados de Chiapas, Oaxaca, Yucatán, Puebla e Hidalgo, y cada vez admiro más su trabajo. He aprendido mucho de sus pueblos y costumbres a través de las expresiones en los bordados, además de sus significados y códigos de cada sociedad.  Las prendas tradicionales combinan muy bien con las contemporáneas y se pueden usar en todas las temporadas. Además mis proveedoras han aumentado sus ingresos de forma considerable lo que se traduce en bienestar para ellas y sus familias.

12
Con blusa bordada de Santa María Tlahuitoltepec, Oaxaca.

¿Cómo te gusta combinar/ usar la ropa tradicional?

Las combino  con ropa contemporánea y en cualquier ocasión, siempre llevo un toque tradicional, en mis actividades cotidianas, en fiestas de coctel, en bodas, en bazares, es algo que me caracteriza y me encanta ver el efecto positivo en las personas.

Cuéntanos sobre tus prendas artesanales favoritas.

Mi básico es el minivestido de San Gabriel Chilac en Puebla, también lo elaboran artesanos oaxaqueños, lo tengo en varios colores.

10
Vestido con bordados en colores neón de la Sierra Negra de Puebla (San Gabriel Chilac).

Un regalo de mi madre que aprecio mucho es una blusa de Los Altos de Chiapas elaborada en telar de cintura con brocado beige en tela color verde.

01
Blusa hecha en telar de cintura con brocados de San Andrés Larráinzar, Chiapas.

Otra prenda favorita es una blusa bordada en hilo de seda rosa de San Antonio Castillo Velasco en Oaxaca de color morado y otro vestido de San Antonino color naranja.

09
Vestido bordado en San Antonino Castillo Velasco, Oaxaca.

Y por último una blusa negra bordada por ambos lados llamada Frida de Kimbilá, Yucatán.

05
Con hipil bordado en Yucatán.

Redes sociales. 

Instagram: @magsanseb

Facebook: Magaly Villafuerte Martinez

Anuncios

LOS TRADS: CARLA LIRA MARQUEZ

¿QUIÉN ERES?

Soy Carla, tengo 43 años y soy ama de casa. Estudié una licenciatura en Ciencia y Técnicas de la Comunicación pero la vida me fue llevando a hacerme cargo de mis dos hijos, una niña de casi 6 años y un hijo de 4 años.

¿DE DÓNDE ERES?

Soy de Distrito Federal pero tengo raíces oaxaqueñas por parte de mi abuela paterna, tal vez por eso mi predilección por este Estado y sus colores, aunque también reconozco las maravillas de Chiapas, Yucatán, y Aguascalientes que son igual de hermosos. Sin embargo Oaxaca, con sus diversas regiones que la hacen rica en arte, madera, barro, textiles, gastronomía, artistas del pincel y poesía sigue siendo mi favorita.

¿POR QUÉ TE GUSTA LA ROPA TRADICIONAL?

Siempre me ha gustado todo lo que tiene que ver con nuestra cultura, nuestras raíces y más tratándose de nuestros textiles. Pienso que somos un país rico en tradiciones, colores y sabores y que nuestros artesanos han sabido plasmar en las indumentarias que portan. Lo que más me ha llamado la atención es el rescate textil que muchos artistas están logrando y sobretodo hacerlo accesible a las nuevas generaciones, en el sentido de plasmar bordados en prendas modernas y lucirlas con orgullo.

¿CUÁL ES TU PRENDA TRADICIONAL FAVORITA?

Escoger mi pieza favorita es un reto, todas son especiales para mí, pero les comparto algunas.

1
Blusa de Pensamiento o de Claveles, manta teñida de Huazolotitlán, Oaxaca, bordada con bellas flores.
2
Ésta la compré en un bazar en Oaxaca y me encantó la combinación de colores y el detalle del cuello bordado y los corazones de latón en mi pared.
3
Éste es un huipil de Silvia Suárez, diseñadora argentina radicada en Oaxaca y ¡más oaxaqueña que el mole! Tengo el privilegio de conocerla desde su inicios y tengo pieza de ella desde las más sencillas hasta esta belleza. Me encantó el bordado de cadenilla, el detalle en cintura y  mangas tejido de ganchillo.
4
Ésta es una blusa de un artista (no podría nombrarla de otra forma) Mariana Grapain, oaxaqueña, quien está realizando un rescate textil muy interesante de todas las regiones de Oaxaca, Guerrero y Estado de México. También tengo el privilegio de conocerla personalmente y hace unas creaciones maravillosas.
5
Pero tal vez esta pieza sea una de mis favoritas, es una bolsa-morral toda bordada con flores miztecas de Oaxaca obviamente, fue amor a primera vista y todo el mundo que la ve me la chulea todo el tiempo. Me encanta el trabajo y la dedicación con la que fue realizada y lleva conmigo 5 años y la cuido y la conservo lo más que puedo. Es en estas piezas donde uno ve el amor con la que fue realizada y me siento muy orgullosa de portarla.