Detrás de… Ignacio Netzahualcóyotl: Reinterpretando el pasado.

 

15
Ignacio (derecha) con su padre, Don Claudio y hermano, Pedro Netzahualcóyolt, en su taller en Contla de Juan Cuamatzi, Tlaxcala.

En el mundo del textil tradicional es frecuente escuchar sobre técnicas y tradiciones que mueren ya sea por desuso, víctimas de la industrialización o falta de interés por parte de compradores. El pasado mes de octubre tuvimos el honor de conocer a Ignacio Netzahualcóyolt, artesano tejedor de Contla de Juan Cuamatzi, Tlaxcala quien presentó durante la pasada edición del Encuentro de Textiles Mesoamericanos (TEXTIM) del Museo Textil de Oaxaca parte de su trabajo con tintes naturales. Ignacio tiene una intensa pasión por los colores y las artes visuales, que lo han llevado a explorar el mundo del teñido natural de fibras. En este camino de tintes y tejidos, Ignacio se ha reencontrado con su propio pasado, el de su familia, y el de su propia comunidad en Contla, Tlaxcala. Su curiosidad y espíritu lo han llevado a rescatar y reinterpretar algunas técnicas y diseños que por ahora requieren de nuestros ojos y oídos para permanecer vivos.

Nos cuenta Ignacio que en la década de los 90’s del siglo pasado bastó la llegada de 4 fábricas de producción industrializada de sarapes para destruir la tradición textil de Contla tal como se conoció durante siglos. Tiempo después de la llegada de los españoles se habían asentado en la región que comprende desde Santa Ana Chiautempan (Tlaxcala) los famosos “obrajes” tlaxcaltecas que tejían sarapes de lana fina con telares de pedales de madera. Algodones naturales y lanas de cuentas tan altas como 50 se teñían con tintes naturales, principalmente la grana cochinilla (de producción local) y el añil, y se tejían hermosas prendas hechas por dos lienzos unidos por el medio, el sarape. Al cabo de un tiempo, los tejedores de Contla cansados del trabajo en los obrajes, deciden iniciar su propio camino como tejedores en su comunidad, llevándose con ellos el conocimiento de las nuevas máquinas de pedal y los nuevos diseños. Desde entonces y hasta finales del siglo XX, el sarape de Contla vivió el esplendor de la tradición textil que ahora Ignacio Netzahualcóyotl busca revivir.

Ignacio recuerda ser un niño de 8 años curioso de los colores sobre todo cuando observaba a su padre, Don Claudio Netzahual tiñendo la lana. A los 12 años toma por primera vez un telar e inicia su aventura con los textiles. Ignacio se llama a sí mismo “artista visual”, y en sus tapetes más innovadores nos deja ver su estilo surrealista. Hace un par de años fue merecedor del título Grandes Maestros del Arte Popular Mexicano (Dic 2015), pero ya desde el 2012 lo habían reconocido con el 1er Lugar Galardón Nacional de Arte Popular (Fonart y Sedesol), y en 2013, a sus 28 años lo nombraron Leyenda Viviente del Arte Popular (Fomento Cultural Banamex).

22
Diseño contemporáneo de tapiz, obra de Ignacio Netzahualcóyotl.

“Yo estoy fascinado con los tintes naturales. Actualmente trabajo con palo de Brasil, añil, grana cochinilla, pericón y nuez, entre otras. Especialmente adoro el azul por eso trabajo tanto con el añil. Aquí en Tlaxcala tenemos la tradición de la grana cochinilla, históricamente en tiempos coloniales aquí se producía. Actualmente sólo la trabajo bajo pedidos especiales porque es escasa, cara y rinde poco. En cambio el añil, aunque hay poco en la región, rinde mucho más.”

“Somos ya sólo 3 familias que mantenemos viva la tradición del sarape de Contla: Los Rumano, los Xochitiotzin y nosotros, los Netzahualcóyotl. Según mis abuelos y mi papá, sí provenimos de Netzahualcóyotl, así también lo encontramos en los registros del Archivo Histórico. Cuando Netzahualcóyotl sale huyendo de Texcoco pasa una temporada exiliado en Tlaxcala. Siendo un noble reconocido, los locales lo halagan con los favores de 7 mujeres. Yo vengo de una de esas familias … en el mismo Contla existen otras dos con el mismo apellido pero sin otra aparente relación.”

Muerte y reinterpretación.

Cuando se instalan las fábricas industrializadas productoras de sarapes en los años 90’s, se desplazó la artesanía tradicional. De un momento a otro, se dejaron de usar fibras y tintes naturales, y las lanas finas se cambiaron por regenerados de lana y hasta sintéticos. Los aferrados al telar de pedales de madera también tuvieron que ceder a las fibras sintéticas para poder competir. Así se murieron las técnicas de teñido tradicional de Contla y Tlaxcala.

11
Don Claudio Netzahual, testigo de la muerte de las técnicas tradicionales de la década de los 1990’s.

Ignacio pasa su juventud experimentando con materiales y colores, aprendiendo de libros y maestros como Juan de la Cruz, Raúl Pontón, Julio Reyes y María Teresa Lino (de Hueyapan, Puebla). Pero muchas técnicas y enseñanzas sólo servían de referente y no eran replicables en su comunidad por cuestiones principalmente climáticas.

Un día trabajando en la Casa de las Artesanías, Ignacio conoce a la artesana María de Jesús Tzompantzi originaria de Contla de Juan Camatzi y última portadora del conocimiento del teñido de añil tradicional de Tlaxcala. Doña María de Jesús, de 80 y tantos años, compartió con él una parte de la información e Ignacio la completó con sus prácticas de teñido durante las cuales descubre la importancia de la presencia de la planta conocida como “tojonchichi” en el proceso de reducción y oxigenación del añil. Este valioso descubrimiento lo ha llevado a rescatar algunos tonos y aplicarlos en diseños de sarapes a su vez de rescate.

05

“Una de las razones principales de la muerte de las técnicas y tradiciones es que las personas mayores ya no las quieren enseñar y esto por otro lado nos lleva a entender el tema de “plagio” o “apropiación cultural” del que se ha estado hablando últimamente. Los ancianos portadores de conocimiento están desmotivados a transmitir el conocimiento porque tienen temor que se “lo adueñen” y sean desplazados de él. Las técnicas en Contla murieron por la industrialización pero también porque los mayores dejaron de enseñar.”

“Hicimos el rescate de la técnica tradicional de teñido con añil y me di a la tarea de enseñarles a todos los artesanos de Contla, pero hasta ahora no lo han aplicado en sus productos, no sé bien por qué….”

13

Ignacio es frecuentemente buscado por coleccionistas e historiadores quienes le prestan piezas antiguas o imágenes de sarapes tan antiguos como de los siglos XVII, XVIII y XIX. Piezas que a veces hasta se presentan en pedacitos y bolsas de plástico y con los cuales Ignacio aprende y toma notas sobre los materiales, colores y diseños. Lo primero es el dibujo: planear y organizar en papel la obra, es lo primordial.

“Hay un tipo de artesanía que se interviene y hay otra que no, por eso yo no replico esas muestras tal cual, si no que tomo referencias y las reinterpreto, para mí es una forma de respeto al pasado.”

27

Piezas especiales.

En nuestro recorrido por el taller tuvimos la suerte de ver en proceso dos sarapes de colección. La primera, una pieza tejida con hilos teñidos en añil e hilos de oro. El diseño es una reinterpretación de un textil de época de los obrajes de finales del siglo XVIII, está siendo usado un peine de cuenta 30 en 1.10 cm de ancho, medidas que corresponden al original de esas épocas.

La segunda muestra es una reinterpretación de un sarape de “obraje” de principios del siglo XVIII hecho a partir de dos lienzos en ancho total de 1.20 cm. Para esta exquisita pieza se están utilizando hilos teñidos con grana cochinilla, añil, nuez y pericón.

 

Día de Muertos en Contla de Juan Camatzi

Ahora para las fiestas de Día de Muertos, en Contla se prepara el pan tradicional, se visitan los panteones, se arreglan las tumbas con sarapes tipo “Saltillo”, flores, pulque que es la bebida favorita de los muertitos, y otros alimentos como mole y frutas. Nunca faltan el tradicional incienso y las calaveras de azúcar.

El próximo jueves 10 de noviembre se realiza una expo- venta de tapetes y sarapes en Contla de Juan Cuamatzi. Se invita a todos los interesados a conocer el trabajo de las familias que preservan la técnica del telar de pedales de madera.

El negocio familiar de los Netzahualcóyotl está manejado por Don Claudio Netzahual (padre), Pedro (hermano) e Ignacio Netzahualcóyotl. Fue montado en 1986 con telares antiguos y actualmente se conforma de 12 máquinas de distintos anchos y peines (cuentas 10s para lanas gruesas y hasta 40s para lanas más finas). Trabajan lo mismo lanas, mezclas con algodón y hasta sintéticos, abarcando una gama de productos para diferentes mercados con precios que oscilan desde 300 hasta 2000 pesos. Los pedidos especiales y piezas de concurso se cotizan a partir de 5000 pesos y tardan hasta 6 meses en producirse.

 

 

Para pedidos y más información, favor de contactar a Pedro Netzahualcóyotl 246- 1580535.

Anuncios

Detrás de… María Félix artesana orgullosamente yucateca

Soy María Félix, tengo 29 años, soy madre y esposa y orgullosamente Yucateca. Nací en una comunidad cercana a Valladolid, Yucatán.  Desde los 13 años aprendí a bordar, no me enseñó mi mamá ni tomé cursos,  fui aprendiendo poco a poco yo sola, iba mejorando con el tiempo, solo veía como bordaban y yo perfeccioné lo que veía.

img_5236

¿Qué técnicas artesanales manejas?

El bordado con máquina y sé realizar técnicas como macizo, sombreado, de hojal, de rejilla y de calado.

img_5237

¿Cuál es tu prenda artesanal favorita?

El hipil, por qué es muy colorido, por que tiene diversos dibujos, y es una prenda que se puede usar con el calor de Yucatán .

img_5240

Cuentanos un poco del hipil y su proceso de confección.

Todo empieza desde la compra de la tela, la cual es poliester y dependiendo de la altura de las personas se compra un poco mas de tela para los pliegues, y después debemos de plasmar el dibujo, ahí depende del gusto de las personas; es diferente cuando vendemos a cuando creamos los que usamos. El bordado en el hipil se lleva de 3 a 4 semanas depende del dibujo y de la técnica que se vaya a manejar.

 ¿Cúal es tu producto favorito para elaborar?

Es el hipil en sí, aquí en Yucatán se utiliza mucho, es un honor utilizar el hipil, y de Lolkina me gusta mucho el María Félix.  

captura-de-pantalla-2016-10-13-a-las-13-18-14

¿Qué es lo más te inspira, tus sueños, tus motivaciones?

Mis motivos son muchos, pero el primordial es que mi hijo cuando se convierta en un hombre grande se sienta orgulloso de mi, que esté orgullo que su mamá es una artesana, mi otro motivo también es que crecer como persona, por qué no todas las personas tienen la oportunidad de trabajar con una marca, en mi caso como Lolkina. 

Espero que cuando compren una de mis piezas se lleven un poquito de mis sentimientos y se lleven un poco de Yucatán.

img_5239

¿Qué significa para ti ser artesana?

Significa mucho por que es una forma de salir adelante, de ayudar a mi familia, a mi esposo a mi hijo, y en sí es una forma de decir que somos 100 % de Yucatán.

img_5241

Cuales son tus sueños tus motivaciones

Quiero que sepan que lo hacemos con mucho sentimiento, que las personas sepan que se llevan un poco de Yucatán. Antes vendía en Valladolid pero las personas no me compraban, y gastaba mucho dinero en el transporte, tratando de colocar los productos en diferentes lugares. En este momento que trabajo con una marca sé que seguro los voy a vender y lo mejor es que me lo van pagar bien. Así tampoco gasto tanto en estar buscando donde colocarlos, a traves de Lolkina puedo estar segura que voy a poder vender.

img_5242

María Felix vende a tráves de Lolkina,  si estás buscando accesorios o tenis que puedas llevar a todos lados, esta puede ser un excelente opción.

Sigue sus redes

Twitter: @lolkina_mx

Facebook: Lolkina

Instagram: lolkina_mx

 

 

 

 

 

 

 

 

Detrás de…Pablo Vázquez

Soy Pablo Vázquez Cruz, de 71 años,soy artesano talabartero y vivo en Teopisca, Chiapas, . Tengo más 40 años en este oficio, cuando tenía 30 años, mi cuñado me enseñó todo lo que sé; empecé primero a trabajar como ayudante y a través del tiempo me di cuenta que me gustaba. Cuando falleció mi cuñado, me quedé de responsable y hasta la fecha sigo trabajando y enseñando a las nuevas generaciones.

 

img_0631

 

¿Cuál es tu prenda artesanal favorita?

Las bolsas, sobre todo las que llevan detalles.

 

img_0633

 

¿Cuéntanos un poco sobre el proceso o la técnica artesanal que utilizas, cuál es el proceso, qué materiales utilizan, dónde se lleva a cabo?

 

 

En primer lugar, tenemos que tener 3 tipos de piel, piel de res, piel de puerco y piel de cabra.  Cundo ya elegimos la piel a utilizar, la cortamos, hacemos el patrón de la bolsa que queremos usar, el siguiente proceso es ponerlo en un recipiente de agua para suavizarla, y después la armamos y empezamos con los detalles. Nos podemos tardar unos 8 horas para realizar una bolsa. Si el tiempo está mal, si está lloviendo, se tardará más, y cuando pasa esto usamos carbón para secarlo, pero está técnica no nos gusta por que no seca parejo. Después le damos un brillo y realizamos el cincelado. El cincelado es para ocultar la piel que viene lastimada, si no lo hacemos, se desperdiciaría mucha piel.

¿Para ti qué significa ser artesano?

Es un oficio que está desapareciendo, significa poder ser parte del mundo aunque yo ya no esté, seré parte de la vida de muchas personas; también el saber que podré transmitirle a mis hijos o nietos mis conocimientos me hace sentir bien, mis hijos aprendieron pero no quisieron seguir el mismo oficio, pero mi nieto está retomándolo.

¿Cuáles son tus sueños, tus motivaciones, que cosas te inspiran a hacer tus piezas?  

Me inspira que mis piezas se vendan y que a la gente le guste lo que hago, que me pidan más y que me digan que las llevan a todo el mundo con ellos. Siempre pienso en cómo poder mejorarlas y cuando me sale es muy gratificante. La gente me pide cosas y yo hago lo mejor para entregarlas, es bonito cuando las personas relacionan a Chiapas con las artesanías. Eso me inspira.

 

¿Dónde vendes tus productos?

La mayoría de nuestros productos se venden en San Cristóbal de las Casas, pero tenemos compradores de toda la República.

_____

Los productos de piel, son accesorios que como dicen los papás, “duran para toda la vida”, además son un clásico atemporal que combina con todos los outfits y hay muchas variedades de modelos, tamaños y detalles. Es de los básicos para un #ViernesTradicional. Si estás buscando una bolsa o accesorio que puedas llevar a todos lados, que te dure y sea resistente para guardar todas tus cosas, te recomendamos le eches un ojo a los productos de don Pablo Vázquez través de @artleatherChiapas,  https://www.facebook.com/ArtLeatherChiapas/

 

 

Detrás de… Oreste Martínez

Orestes

Soy Oreste Martínez Hernández, tengo 40 años y soy de Santa María Tlahuitoltepec, de la región Mixe en Oaxaca. Las técnicas que manejo son el bordado típico de Tlahuitoltepec (si hablamos de ropa) y en cuestión de textil, el tejido plano y en sarga para gabanes de lana.

Aprendí desde los 8 años a elaborar hilos en malacate, después mi papá compró una rueca y así empezamos a hilar. A los 16 años me enseñó a trabajar el textil y elaboré mi primer gabán que todavía conservo. En mi familia sólo un hermano y yo aprendimos, y ahora yo les enseño a mis hijos de 6 y 8 años a bordar y hacer los hilos en malacate y con la rueca.

hilando
El proceso artesanal de Orestes Martínez empieza desde el hilado de lana.

¿Qué técnica artesanal utilizas, cómo se realiza?

En cuestión de textil nosotros trabajamos la lana de borrego, desde el inicio, nosotros hacemos el tratamiento, la compramos en la plaza, la lavamos, la limpiamos, lo cardamos y de ahí pasamos al proceso de hilado que, depende si es en malacate puede tardar hasta un mes, si es en rueca podemos hacerlo una semana.  En el hilado con el malacate  podemos tardar casi un mes para obtener la lana para un gabán.  En la rueca es más rápido, en una semana lo podemos hacer. Ya teniendo el hilo pasamos al siguiente proceso qué es el urdido, y el último es el tejido. Aproximadamente en un mes podemos hacer un gabán.

gabanes
Gabanes de lana tradicionales de Tlahuitoltepec, Oaxaca. Foto: http://www.xuumy.com

¿Qué prendas fabricas?

La camisa y blusas típicas, hago todo el proceso desde el diseño hasta el terminado del producto, dibujo patrones, cortes, bordados, armo todas las piezas, y todos los bordados: las figuras, los magueyes, las montañas, el agua…todo los diseños los incorporamos a las prendas.

¿Qué es lo que más se borda?

Típicas de Tlahuitoltepec, la diferencia entre mi taller y el de otros es que nosotros hacemos una aplicación en la tela. Es un concepto artístico, siempre buscando mejorar e innovar en el producto.

Camisa Orestes
Modelos de innovación son los que prefieren hacer en el taller de Orestes Martínez.

¿Cuál es tu producto favorito?

Las blusas y camisas, las dos me fascinan

¿Qué significa para ti ser artesano?

Es una pasión y es una manera de conservar lo tradicional, no es sólo un diseño, todos nuestros diseños están basados en la vida de la comunidad, en la vida de un ser humano, todo el diseño que hacemos tiene un significado, hasta en el estado de ánimo en el estás, y es por eso que les estoy enseñando a mis hijos  a bordar, les enseño a elaborar el proceso primero a dibujar un diseño y después a elaborarla.

¿Qué te inspira para hacer tus prendas?

Para inspirarme salgo a caminar y cuando regreso tengo más ideas; una flor o un sonido puede motivarme y me inspira.

Sierra Mixe
Bello paisaje de la Sierra Mixe, en Oaxaca. Foto: @yayolk vía IG

¿Qué piensas del plagio de hace un año, con la diseñadora francesa?

Llegaron varios reporteros hacer la entrevista, y yo preferí no hacerla, porqué pienso que es un problema político, y no nos beneficio en nada, pero si lo vemos de una forma comercial, creo, ayudó a difundir nuestro producto. Yo promuevo que los artesanos le pongamos una marca o una firma para que se pueda identificar, nadie debe de apropiarse de algo que es de una comunidad. Yo le mandé un correo a la diseñadora para saber más el tema y conocer más de su producto, pero nunca tuve una respuesta.

¿Qué le dirías a las personas que adquieren tus productos?

Compren productos que son elaborados por artesanos, la reventa no nos beneficia. A los artesanos les diría que sigan compartiendo nuestros conocimientos, tenemos que compartir y enseñar la herencia que nos dejaron nuestros padres y abuelos, debemos de transmitirla… la competencia es buena y no debemos quedarnos con el conocimiento.

Para contactar a Orestes Martínez y/o conocer sus productos, pueden hacerlo a través de la organización Región (https://www.facebook.com/ImpulsoRegion/).